Ya está en cines BLACK PHONE

black phone estreno, the  black phone

La primera vez que una película me dejó hecha un manojo de nervios y con el corazón a diez mil revoluciones fue cuando tenía 24 años, viendo una presentación de diapositivas de sangre y brutalidad en «Sinister» de Scott Derrickson

Incluso después de verla unas 10 veces, después de 10 años y la adición de innumerables películas de terror a mi registro de observación, todavía me hace temblar.

Al enterarme de «Black Phone», una reunión triple con Scott Derrickson, el coguionista Robert Cargill y la estrella Ethan Hawke, me llenó de temor emocionado. 

Basado en el cuento del mismo nombre, escrito por Joe Hill, el hijo de Stephen King, «Black Phone» narra una historia llena de suspenso de The Grabber, un asesino de niños que secuestra a adolescentes a plena luz del día para nunca más ser visto. 

Sinopsis Black Phone

Cuando Finney ( Mason Thames ) se convierte en el próximo cautivo, retenido en un sótano insonorizado, comienza a recibir llamadas telefónicas de las víctimas anteriores de The Grabber a través de un teléfono fijo desconectado. 

Estilísticamente, la película es nostálgica, con reminiscencias de fotografías antiguas y la era de las camisetas de bebé a rayas, los jeans acampanados y Los Ramones. Los cálidos marrones y naranjas, el grano de la película y la luz filtrada inundan la pantalla. 

Pero este idílico suburbio de los años 70 está corrompido por el horror de Derrickson

Tráiler Black Phone

Derrickson y Cargill elaboran una narrativa matizada y de múltiples capas que toma elementos de terror y los apoya con una discusión atenta sobre los ciclos de abuso, trauma y el vínculo de la juventud. 

Hawke’s Grabber se caracteriza por un cambio de personalidad. Su disposición faux-jolly hace alarde de gestos animados y una voz aguda. Es inquietantemente infantil, se une a una sugerencia de comportamiento de regresión de edad basado en el trauma y se yuxtapone con la blasfemia y la madurez de los adultos con las que hablan los niños. 

Pero el estrafalario acto de arlequín es fugaz, dejando a Finney a merced de un cambio total: un tono de voz ronco y profundo y una conducta implacable y violenta

Es en estos momentos donde Hawke flexiona su desempeño y versatilidad. Su villanía es impredecible y volátil. Anda de puntillas con pericia en una línea disonante de vivaz juventud y depravación. 

Encendiendo un centavo, y con una máscara que cubre la mitad inferior de su rostro durante la mayor parte de la película, su actuación se basa en el lenguaje corporal y los destellos emotivos de sus ojos. 

Aunque Hawke acecha en la pantalla, son las actuaciones de los niños actores las que llenan de médula los huesos de «Black Phone»

La delicadeza con la que Thames y McGraw equilibran a la perfección una amplia gama de emociones es una hazaña. 

El miedo, la ira, la desesperación y la indignación salpican delicadamente los momentos de júbilo juvenil y comedia adolescente. 

Los chistes en «Black Phone» son naturales con la forma en que la película centraliza a los jóvenes adolescentes. 

Tanto Thames como McGraw reciben momentos de atención y usan cada minuto de atención individual para destruir cualquier distancia emocional que les brinda la pantalla. 

Sin embargo, algunas de las escenas más conmovedoras ocurren en sus momentos sin palabras juntos, donde representan poderosamente un vínculo hermético entre hermanos frente al abuso y la adversidad.

«Black Phone» es una saga de apoyo y resiliencia disfrazada como una película semi-paranormal de asesinos en serie. Respaldada por actuaciones emocionales en todos los ámbitos y una atmósfera dominante, «Black Phone» destaca sus cualidades fundamentales y permite que sus matices tomen el control. 

El gore es secundario a la historia, con el desarrollo del personaje en primer lugar, pero de ninguna manera la película deja de emocionar. Más bien, es su preocupación por Finney y la intensidad del suspenso hábilmente elaborado de la película lo que atrae sus rodillas contra su pecho y sus uñas contra sus dientes.

Pues dicho todo esto ya podéis disfrutar de la película en todos los cines desde el día 24 de Junio.

¡Que no os la cuenten!