EL CASO ALCASSER

Míriam, Desireé y Toñi, niñas de alcàsser, el caso alcasser

Viernes, 13 de noviembre de 1992. El Comienzo del Caso Alcasser.
Las adolescentes Toñi, Míriam y Desirée desaparecen sin dejar rastro.

EL CRIMEN DE ALCASSER

Esa noche fría de noviembre del año 1992 las tres adolescentes de catorce y quince años del municipio valenciano de Alcácer (España) desaparecen. Las niñas se dirigían a una discoteca de la localidad vecina de Picassent, donde se celebraba una fiesta del instituto, haciendo autostop.

La desaparición de las «Niñas de Alcàsser» tuvo una gran repercusión en los medios de comunicación españoles.

27 de enero de 1993.
Setenta y cinco días después de su desaparición, dos trabajadores de la localidad encuentran los cadáveres semienterrados en una fosa de difícil acceso en el barranco de la Romana. Próximo al Pantano de Tous.

cuerpos sin vida de las niñas de alcácer, cadáveres niñas de alcàsser,

El hallazgo de los cuerpos y el descubrimiento de las brutalidades y vejaciones a las que fueron sometidas conmocionaron profundamente al mundo entero.

SECUESTRO, TORTURA, VIOLACIÓN Y ASESINATO

POSIBLES SOSPECHOSOS NIÑAS DE ALCÁCER

asesino de Miriam, Toñi y Desireé, antonio anglés, busca y captura,

Todas las investigaciones que obtuvo la policía en el caso apuntaron a que el crimen de las tres Niñas de Alcàsser fue cometido por dos delincuentes: Antonio Anglés (26) y Miguel Ricart (23).

Antonio Anglés, que fue considerado como el presunto autor material de los hechos, huyó en el momento en el que la policía procedió a su localización.
A día de hoy aún se encuentra en paradero desconocido.

miguel ricart, alcasser, asesinos de las niñas de alcàsser,

Sin embargo, Miguel Ricart si que fue detenido, juzgado y condenado. El juez dictaminó una condena de 170 años de prisión, de la cual únicamente cumplió 21 antes de ser puesto en libertad.



María Deseada Hernández Folch (14), Míriam García Iborra (14) y Antonia Gómez Rodríguez (15) salieron de casa de su amiga Esther a las 8 de la tarde del viernes. La cual estaba en cama y con gripe. Su intención era dirigirse a la discoteca Coolor, a las afueras del municipio de Picassent.

Las niñas decidieron hacer autostop para desplazarse hasta la discoteca. Debido a que había que recorrer una carretera entre los dos municipios donde el último tramo era muy oscuro.
Y desde esa noche se perdió la pista a Míriam, Toñi y Desirée.

LA BUSQUEDA DE LAS NIÑAS DE ALCASSER

La búsqueda de las niñas fue intensa desde el día siguiente a su desaparición.

Los investigadores durante esas largas semanas comenzaron a recibir numerosos testimonios de personas que decían creer haber visto a las tres niñas en diferentes puntos de España, pero la ausencia de pistas seguía siendo desalentadora.

Los testimonios más verosímiles fueron aquellos que describían el posible recorrido de las niñas. Como una pareja que declaró haber acercado a las tres adolescentes desde la salida de Alcácer, hasta la gasolinera situada en la entrada de Picassent. Otro chico aseguró haberlas visto al volver de camino a la discoteca (Coolor).

Se volcaron tanto con la búsqueda que se amplió hasta fuera de España y además se puso al corriente a los servicios de la Interpol.
Los familiares y amigos de las tres chicas distribuyeron carteles en varios idiomas por algunos países de África y Europa.

Miércoles, 27 de enero de 1993.
El día en el que encontraron los cuerpos sin vida de las Niñas de Alcàsser, el padre de Míriam, Fernando García, se encontraba en Londres promoviendo la búsqueda de su hija.

ESTATUA EN MEMORIA DE LAS TRES NIÑAS DE ALCÀSSER

estatua tres niñas de alcácer, el caso de las niñas de alcàsser,