LA HISTORIA DE ANTONIA BARRA

ANTONIA BARRA, caso antonia barra, suicidio antonia barra, imagenes reales de antonia barra, video antonia barra supermercado

En Chile, el 18 de septiembre es fiesta nacional; todos se toman unos días libres para celebrar la creación del primer parlamento independiente del país.

Antonia Barra junto a su amiga Consuelo Uribe y el novio de su amiga decidieron pasar las vacaciones en la ciudad de Pucón.

Martín Prádenas hizo lo mismo y alquiló una casa grande en la zona con sus amigos. Al final del día, Antonia y Martín se encontraron en una discoteca. Más tarde esa noche, las cámaras de seguridad en el aparcamiento de un supermercado grabaron a Martín llevando a Antonia a la casa que estaba alquilando.

El video se hizo público más tarde y muestra cómo Martín la toca y la lleva a su casa, mientras Antonia lucha por caminar erguida ya que en ese momento se encontraba bajo los efectos del alcohol.

Antonia se despertó con Martín encima y rápidamente le pidió a su amiga que la recogiera. Ella le contó lo sucedido pero le pidió que no le contara a nadie sobre el incidente; le preocupaba cómo reaccionarían sus padres y la sociedad.

Notó algunos dolores en la espalda y las muñecas y fue al hospital donde también tomó la pastilla del día después.

Casi un mes después su exnovio, Rodrigo Canario, se enteró de que algo pasó entre ella y Prádenas y llamó a Antonia para preguntarle sobre el asunto.

Durante esta llamada, Antonia rompió el silencio por primera vez y le contó que había sido violada por Martín Prádenas, y mencionó su deseo de simplemente desaparecer.

Rodrigo grabó esta llamada sin el conocimiento de Antonia y reenvió las grabaciones a otras personas.

Finalmente, las grabaciones llegaron a Prádenas quien pensó que Antonia quería hacerlo todo público en un intento de poner a la sociedad en su contra. Se acercó a Antonia acusándola de mentir y, según la familia de Antonia, la amenazó.

VIDEO ANTONIA BARRA EN EL PARKING DEL SUPERMERCADO

El 13 de octubre, la familia de Antonia Barra llegó a su casa en Temuco y encontró el cuerpo de su hija sin vida.

Para sus padres, Antonia parecía feliz como siempre, así que decidieron echar un vistazo a su teléfono y descubrieron por lo que había estado pasando su hija. La familia de Antonia denunció lo sucedido a la policía y rápidamente se iniciaron procedimientos legales.

Según un informe policial, después de enterarse de que estaba siendo investigado, Martin borró 14.000 fotografías que tenía en su ordenador portátil y afirmó que su madre había destruido su teléfono en un «arrebato de ira», borrando pruebas que la policía pretendía analizar…

También se unió a un grupo de WhatsApp llamado ‘Justicia para Antonia’, grupo que utilizaban mujeres para planificar eventos y protestas, usando el nombre de ‘Andrea’.

Martín Prádenas ya tenía otras 5 acusaciones en su contra, 2 por tocamientos inapropiados y 2 por violación (ahora tres incluida Antonia).

Posteriormente, durante la audiencia judicial, el juez desestimó 2 de estos casos por el tiempo transcurrido desde los hechos denunciados.

La audiencia judicial causó un gran descontento en todo Chile ya que las pruebas visuales fueron desestimadas y el juez sugirió que era imposible asumir que Antonia no fuera capaz de defenderse en su estado (estando bajo los efectos del alcohol).

Además, Martin fue condenado a arresto domiciliario en lugar de prisión preventiva, según el juez esto se debió a su buen comportamiento.

Esta decisión provocó protestas generalizadas en todo el país debido al gran sentimiento de injusticia.

Esto se debió especialmente a que, tras las protestas masivas que se extendieron por todo el país en octubre y noviembre del año 2019, muchos fueron condenados a prisión preventiva por delitos mucho menos graves o violentos.

Tras las protestas, la decisión adoptada por el juez del caso Martín Prádenas fue revocada por la Corte de Apelaciones de la ciudad de Temuco y quedó en prisión preventiva.

El caso de Antonia Barra se ha vuelto muy conocido en un país lleno de descontento por los privilegios otorgados a un pequeño grupo de personas que constituyen la élite.

Uno de los elementos que más afecta a las personas es el sexismo. En América Latina, cada dos horas una mujer es víctima de feminicidio y asesinada por el solo hecho de ser mujer. Según un reciente informe del OCAC ( Observatorio Contra El Acoso Callejero ) en Chile, el 82% de las mujeres entre 18 y 26 años experimentan algún tipo de acoso sexual, estos números son considerables, sobre todo si se toma en cuenta que solo el 50,7% de la población son mujeres.

Se cree que el hecho de que este tipo de incidentes haya afectado directamente a la mayoría de las mujeres en Chile hace que sea fácil identificarse con ellas.

El 22 de julio de 2020, después de la audiencia judicial, las redes sociales chilenas se llenaron de imágenes moradas con frases como “Justicia para Antonia” y “Advertencia morada para Antonia Barra” (el morado representa el movimiento social por la igualdad de las mujeres).

Además, se piensa y espera que el caso de Antonia Barra aumente la conciencia sobre el sexismo y las dificultades que las mujeres deben superar para ser escuchadas en Chile y en toda América Latina.

Algo similar ocurrió a raíz del caso de Daniel Zamudio en 2012, quien fue víctima de ataques homofóbicos que terminaron matándolo. Su historia derivó en la implementación de una ley contra este tipo de delitos homofóbicos.