EL CRIMEN DE PEACHES & CHERRIES

CRIMENES SIN RESOLVER: PEACHES & CHERRIES FUERON ASESINADAS Y DESCUARTIZADAS.

PEACHES (también conocida como «La chica del tatuaje de melocotón») es una mujer no identificada cuyo torso fue descubierto el 28 de junio de 1997 en Lakeview, Nueva York, cerca del Parque Estatal Hempstead Lake

La causa de la muerte de la mujer figura como homicidio, aparentemente por decapitación

A partir de 2018, permanece sin identificar ya que aún no se ha encontrado su cráneo. Tenía un tatuaje en su pecho izquierdo que representaba un melocotón en forma de corazón al que le habían dado un mordisco y dos gotas cayendo de su centro, lo que dio lugar a su apodo. 

En diciembre de 2016, se identificaron positivamente restos óseos adicionales encontrados en Long Island en 2011 como pertenecientes a Peaches, junto con los restos de su hijo. 

Como resultado, Peaches ahora está vinculada al asesino en serie de Long Island como víctima potencial.

CHERRIES: El 3 de marzo de 2007 se encontró un torso desmembrado en una maleta en Harbor Island Park en Mamaroneck, condado de Westchester, Nueva York

peaches y cherries

Los investigadores creen que la víctima era una mujer hispana o afroamericana de piel clara, corpulenta, de aproximadamente cinco pies y siete pulgadas de alto. 

Tenía un tatuaje de dos cerezas rojas en un tallo verde ubicado en su pecho derecho«Cherries» (como la llaman las autoridades) también fue decapitada y desmembrada, aunque la causa original de su muerte fue una puñalada en el torso

A diferencia de Peaches, los investigadores encontraron ambas piernas de Cherries, que fueron arrastradas a la orilla de la propiedad frente al mar del propietario de Cablevision, James Dolan, en Oyster Bay, Long Island, Nueva York. 

Dentro de la maleta, los investigadores encontraron un par de pantalones deportivos grises de la marca Champion, una camisa de manga larga color crema de Voice y una camisa roja con etiquetas en español. 

La maleta azul oscuro se vende exclusivamente en las tiendas Wal-Mart. La policía también encontró pequeños trozos de papel escondidos en las grietas de la maleta. Cuando se juntan, parece un calendario con la palabra española «cinco» y la frase «empezar a vivir»

La policía afirma que, dado que el torso flotó hasta la playa cuando las inundaciones provocadas por la tormenta azotaron la región, podría haberse originado en casi cualquier lugar.